Shiatsu & Chikung (Qigong) BARCELONA

Terapias naturales basadas en la Medicina China

Acupuntura

Pinchazos indolorosos que pueden curar

La acupuntura es una de las terapias alternativas a la que más gente acude en busca de una solución para ciertas patologías. Se practica en España desde los años 80 y esta regularizada en la gran mayoría de los países occidentales.

Las técnicas de acupuntura tienen la función de estimular ciertos puntos con agujas para reequilibrar la energía de todo el organismo. Dolores de cabeza, espalda, cuello o lumbares, problemas digestivos y trastornos psico-emocionales son las patologías que más se tratan en las sesiones de acupuntura. Principalmente, se puede tratar cualquier dolor o desequilibrio energético. Según estudios, 55 a 85% de los pacientes con dolores, se benefician de un tratamiento con la acupuntura clásica.

La acupuntura no puede restaurar estructuras destruidas y no es la terapia adecuada para daños de órganos, melanomas, psicosis o infecciones graves, sin embargo, puede influir en trastornos funcionales y desarmonías energéticas.

 

 

¿Cómo es una sesión de acupuntura?

Las sesiones empiezan por una valoración del estado de energía del paciente por parte del especialista. Como herramienta de diagnóstico se utiliza sobre todo la observación, el tacto y el interrogatorio con la persona. Muy importante es la toma del pulso y la valoración de la lengua. Tras estas valoraciones, el terapeuta puede conocer el origen de los desequilibrios que sufre el organismo del paciente.

 

¿Suelen doler mucho las agujas?

La acupuntura utiliza varios tipos de agujas para tratar a los pacientes. Todas las agujas suelen ser desechables y se tiran después de un solo uso. Así cumplen mejor con las demandas higiénicas. Los pinchazos suelen ser indolorosos o causar solo pequeñas molestias en el momento de introducirlos. Una vez superado el miedo a ser punzados, los pacientes encuentran alivio.

La elección de los puntos y su punción exacta son decisivos para el éxito de la acupuntura. Para obtener mejores resultados, el terapeuta retuerce la aguja ligeramente después de la punción. Así provoca la llamada sensación de “Deqi”, la llegada del Qi. El “Deqi” consiste de un suave hormigueo o cosquilleo y puede irradiar un poco a lo largo del meridiano. La sensación de “Deqi” es un signo que el tratamiento surte efecto. El acupuntor sabe cuándo lo ha conseguido porque nota que la energía detenida sostiene con fuerza la aguja.

Las agujas se quedan unos 20-30 min. en la piel con el paciente en posición boca arriba o boca abajo. Luego hay la opción de tratar el otro lado o aplicar otras técnicas complementarias como la auriculoterapia o la moxibustión (moxa).

 

 

¿Cuantos sesiones hace falta?

El número de las sesiones y la frecuencia de tratamiento dependen de las molestias. Dolores agudos suelen mejorar ya en las primeras sesiones. Cuando más agudo un dolor, más alto es la frecuencia del tratamiento (hasta 2 o 3 veces por semana). Dolencias crónicas requieren más sesiones. Después de 4 a 5 tratamientos, el paciente debe sentir algún cambio. Obviamente, cuando más crónico la molestia, más esfuerzos habrá que hacer para obtener un efecto positivo (de hasta 8 a 15 sesiones).

 

¿Como funciona la acupuntura?

Según la medicina tradicional china, las agujas estimulan un movimiento de la energía vital Qi. Esta estimulación de la energía disuelve estancamientos dolorosos y elimina toxinas del cuerpo. El flujo de la energía se armoniza y la fuerza vital aumenta. El organismo reestablece su equilibrio interno del yin y del yang y se pone más resistente a influencias perniciosas externas.

Desde la perspectiva de la medicina occidental, la parte analgética de la acupuntura también se puede explicar a nivel neuro-fisiológico. Ha sido investigado científicamente que el cuerpo libera durante una sesión de acupuntura substancias analgésicas como endorfinas, monoaminas o corticoides. También se realiza una descarga de neurotransmisores como serotonina o noradrenalina. Estos substancias cambian el ambiente bio-químico del organismo y regulan el sistema nervioso vegetativo.

No obstante, la ciencia todavía no ha conseguido explorar todos los efectos de la acupuntura. Tampoco es necesario explicarlo todo. La medicina china es una medicina empírica que ha sobrevivido miles de años. Los sabios antiguos no sabían como funcionaba la acupuntura a nivel fisiológico, por lo menos no en términos que podamos comprender en Occidente, sin embargo actualmente sabemos que se logran buenos tratamientos con la Acupuntura.

°°°

Visión holística del ser humano

Quizá la medicina moderna pierde de vista al paciente como un ser humano completo. La curación verdadera del paciente como persona no se consigue por tratar sólo las partes afectadas. Eso sería reducir la salud al funcionamiento mecánico. Tratar al paciente es más que tratar a la enfermedad. Un principio fundamental de la medicina tradicional china es considerar al ser humano en su conjunto, y no simplemente como algo compuesto por distintas partes.

El medico chino no trata la enfermedad, sino el enfermo. Su objetivo no es sólo de eliminar la enfermedad, sino de devolverle la salud al paciente. Esto requiere la escucha y el entendimiento por parte del terapeuta. Hay que activar los recursos de autosanación en la persona que acude a un tratamiento y ayudarle encontrar una homeostasis con sus emociones y con las relaciones que lleva con su entorno.

°°°

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: